20 enero 2016


QUIERO APRENDER A NADAR

Todos los veranos cuando llega el calor de Madrid me bajo a la piscina, casi siempre me supone un gran esfuerzo ya que yo no sé nadar me da un poco de miedo. Yo me apunte en varias ocasiones a los polideportivos de Madrid, donde te facilitan el carnet, pero una vez en el agua me arreglo yo solo con mis flotadores y mi bordillo. así pase algunos meses de mi vida yendo a una piscina e intentando hacer el mayor número de largos posibles.
Un día me fui a hacer una prueba de submarinismo adaptado, ese día estaba muy ilusionado era algo nuevo para mí, cuando me metieron en el agua con todos esos aparatos mis nervios me jugaron una mala pasada y no pude hacerlo, así que regresé a casa chafado. Otro en mi lugar no le daría importancia, pero para mí ver que todo el mundo lo podía hacer y salía con esas caras de felicidad era algo que tenía pendiente y que quería intentarlo.
Me fui a una feria de submarinismo en busca de una máscara facial o de alguien que me la pudiera facilitar y lo encontré, unas semanas más tarde me metí en esa piscina y pude sentir esa sensación de moverte por debajo del agua sin que tu cuerpo te suponga un problema, esa sensación parecida a la ingravidez que te mantiene flotando era maravillosa.
 Claro que una vez experimentado esto quería más. Buscando en Internet encontré un club de Buceo que se llama Club Deportivo +QDIVERS  y a mi amigo Andrés con todo ese equipo que está empeñado en que me saque el título y pueda bucear en el mar.
Para mi ese simple motivo me llevo a ir a clases de natación con una profe que se llama Laura y que está intentando que  me mueva sin miedos en el agua para poder llegar a bucear.
Os cuento esto porque mucha gente no sabe que hay un montón de cosas que podemos hacer a pesar de estar en una silla.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada