19 enero 2016

MI AVENTURA LONDINENSE


Este blog está dedicado a contar mis aventuras y desventuras que en ocasiones me suceden. Lo que voy a contar hoy es un viaje que realice a Londres a finales de noviembre del 2015, me levante a las 4:00 de la madrugada para coger un avión que me dejaría en un aeropuerto situado a una hora de Londres, después un autobús y una caminata para llegar a The National Gallery.
Pero lo más sorprendente fue encontrarme con una ayuda poco habitual en mi ciudad, el chofer del autobús bajo para ayudarme por el hecho de no disponer de una rampa, eso en Madrid no me sucede por lo general si no les funciona te dejan en tierra y tienes que esperar a otro autobús.  Cuando alguien te habla de Londres en invierno te lo imaginas lluvioso y con un aire antiguo, así que cuentas con que no va a ser nada fácil moverte en la silla. Lamento decir que no es así, no solo vi como sus aceras estaban perfectamente adatadas y niveladas sino también como la gente está muy acostumbrada a trabajar con sillas de ruedas y a pensar en los que no tenemos tanta movilidad, eso incluyendo a carritos de bebes etc.

Sinceramente me resulto muy fácil moverme durante esas horas que pase en esa ciudad  




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada